Mostrando entradas con la etiqueta Carne. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Carne. Mostrar todas las entradas

jueves, 2 de agosto de 2012

ENSALADA DE MANZANA, POLLO, NUECES Y MÁS

Esta nutritiva ensalada me ha sorprendido muy gratamente. Creí que me había excedido con la variedad de ingredientes y de sabores, pero realmente el resultado ha sido estupendo.





INGREDIENTES (4p):
Lechuga de hoja de roble.
Canónigos.
1/2 Calabacín.
1 Manzana Granny Smith.
150g de pasta (espirales de colores).
250g de pechuga de pollo fileteada muy fina. 
15 Uvas pasas.
Nueces.
Sal, pimienta blanca, agua, aceite de oliva, vinagre de Módena, balsámico de Módena.

ELABORACIÓN:
Previamente, unas horas antes, poner las pasas en agua.
Cocer la pasta en agua con sal y laurel según el tiempo que marca el fabricante.
Trocear el calabacín en taquitos o rodajas, salarlo y tostarlo a la plancha en una sartén con un poco de aceite.
Cortar la manzana en dados y dorarla en la sartén con aceite.
Del mismo modo, salar las pechugas de pollo, hacerlas en la sartén hasta que queden algo crujientes y cortarlas en cuadraditos pequeños.
Lavar los canónigos y la lechuga de roble y cortar esta última.
En un bol grande, poner todos los ingredientes.
Para aliñar, echar pimienta blanca, vinagre de Módena, aceite de oliva y balsámico.
Otra opción para aliñar es emplear salsa rosa.



domingo, 29 de julio de 2012

RISOTTO DE CHORIZO Y CALABACÍN

Ayer, decidida a hacer un arrocito a la cubana por las prisas y tal, encontré un chorizo suave en el frigorífico y decidí cambiar el arroz largo por uno redondo y lanzarme con un risotto españolizado. Me encantó el resultado ya que sólo lo había hecho de setas y es distinto, pero muy agradable. En fin, una hora bien empleada.




INGREDIENTES (4p):
350-400g o 2 tazas de arroz redondo (arborio, bomba,...).
1 calabacín.
1/2 Choricito (de los pequeñitos).
1 cebolla.
1 vaso de vino blanco.
1L o un poco más de caldo de verduras (mejor si es natural, si no, con una pastillita del concentrado).
Queso parmesano rallado.
Mantequilla, aceite de oliva, sal.

ELABORACIÓN:
En una cazuela baja con un chorrito de aceite de oliva, derretir una nuez de mantequilla y freír en ello la cebolla picada con sal (unos 10-15 minutos). Al cabo de este tiempo, añadir el calabacín cortado en dados, salarlo y dejarlo pochar hasta que esté blandito (15 min). En los últimos cinco minutos, trocear el chorizo y agregarlo al fuego.
Al mismo tiempo, poner a calentar en otro cazo el caldo de verduras hasta que esté casi hirviendo.
Lo siguiente es añadir el arroz, removerlo hasta que quede transparente y entonces, echar el vaso de vino y remover hasta que reduzca.
En este momento, llega el trabajo más duro, hay que añadir el caldo cucharada a cucharada y sin dejar de remover el arroz hasta que esté cocido. No se puede verter mucho caldo de una vez, pues el arroz no quedará cremoso.
Pasado este tiempo, apartar del fuego, añadir otra nuez de mantequilla y un poco de parmesano rallado y remover. Dejar reposar unos minutos y a la mesa.





NOTA:
Respecto al chorizo, hay que tener en cuenta su intensidad. Así que antes de decidir la cantidad hay que probarlo: Si es muy picante o de sabor fuerte, no se debe poner más de medio choricito, pues cobraría demasiado protagonismo en el plato. Pero si es suave, se puede cortar algo más.

lunes, 16 de julio de 2012

CHULETAS DE CORDERO GUISADAS CON GUISANTES

Este es un guiso de sabor intenso, sólo para aquellos que les guste la carne del lechazo y el cordero (realmente, lo hice con chuletillas de lechazo, pero no debería decirlo, porque es un pecado guisarlas... Los castellanos me matarán). Me sorprendió el resultado, muy sabroso y con escaso esfuerzo.
INGREDIENTES (4p):
500g de guisantes (congelados o frescos).
750-1000g de chuletas de cordero o lechazo (según el hambre que haya).
2 cebolletas pequeñas.
1 cucharada de harina.
2 dientes de ajo.
Agua, sal, aceite de oliva.

ELABORACIÓN:
Cocer los guisantes en agua con sal hasta que estén tiernos (10 min en olla rápida).
Salar las chuletas y dorarlas en la plancha con un poco de aceite (muy poquito), sacarlas de la sartén y en ésta, dorar la cebolla y el ajo (con un poco de sal) hasta que estén tiernos. Cuando esto suceda, añadir los guisantes, una cucharada de harina y un vaso grande de agua, remover y dejar dar un hervor. 
Después, agregar las chuletillas y esperar hasta que den un último hervor y se integren los sabores.
El resultado será algo como esto: