Mostrando entradas con la etiqueta Fresas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fresas. Mostrar todas las entradas

lunes, 21 de mayo de 2012

Tarta de nata fresada o nata con fresa

Bueno, esta mañana me he levantado con ganas de postre, y como tenía un poco de mermelada casera de fresa, me he decidido a hacer una tarta muy sencilla y rápida.



INGREDIENTES (Una tarta pequeña, de 4 raciones):
Bizcocho:
4 claras de huevo.
2 o 3 yemas de huevo.
80g de azúcar.
75g de harina de trigo (de repostería).
Una cucharadita de esencia de canela (opcional).

Almíbar de canela:
100 g de azúcar.
70 ml de agua.
Una ramita de canela, si no, se puede añadir canela en polvo, un chorrito de cualquier licor o nada.

Mermelada de fresas (mejor si es casera).

Nata fresada:
250-300 ml de nata.
2 o 3 cucharadas de mermelada de fresa.
Si os parece poco dulce, podéis incorporar algo de azúcar.




ELABORACIÓN:
Bizcocho
Es una receta muy similar al del brazo de gitano: Hay que montar las claras con la mitad del azúcar a punto de nieve. En otro bol, batir las yemas con el resto del azúcar hasta que blanquee. Mezclar ambas cosas en el bol con movimientos envolventes. Añadir la harina tamizada sin dejar de mezclar hasta que quede una masa homogénea (y bastante clarita).

Por último, si se quiere, se puede añadir un poco de esencia de canela (una cucharadita de canela disuelta en agua hirviendo).
Extender la mezcla sobre un amplio molde (con papel de horno o untado de mantequilla) de modo que no mida más de 2cm de alto, y hornear a 170º durante 10-13 minutos.
Cuando esté listo, cortar en tres trozos iguales y reservar


Almíbar de canela:
Poner los ingredientes a fuego medio-alto y retirar cuando hayan salido bastantes burbujas (no sólo en el borde).
Con este almíbar, untar las tres láminas de bizcocho.

Nata fresada:
Montar la nata, y cuando esté casi lista, añadir 3 cucharadas de mermelada. Batir un poco hasta que la mezcla quede rosada y ya está lista.

Para el montaje, hay que colocar una base de bizcocho (ya untada con almíbar). Posteriormente, añadir una capa de un cm de alto de nata fresada. Otra capa de bizcocho, y cubrir ésta con mermelada de fresa. Por último, poner la cubierta y decorar la superficie con más nata fresada y mermelada. También se puede añadir chocolate, caramelo, según gustos.
Y este es el resultado final: